Orinal de emergencia (Pee Power Urinal)

El Pissoir de emergencia ha sido diseñado para ser utilizado por múltiples usuarios, ya sea en zonas urbanas o rurales, ofreciendo a los hombres la oportunidad de conservar su dignidad mientras usan el orinal. Este meadero usa la orina para generar electricidad y está diseñado para ser ligero, fácil de transportar y de bajo mantenimiento.

Este ambicioso proyecto es el resultado del esfuerzo colectivo de Dunster House, UWE Bristol y Oxfam para mejorar la vida en los campamentos de refugiados y en zonas que carecen de servicios de saneamiento o electricidad.

El proyecto Pee Power está financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates y funciona a través de pilas de combustible microbianas que usan la orina para la generación directa de electricidad. Esto sucede cuando las bacterias vivas consumen la orina para crecer y mantenerse.

 

Festival de Glastonbury

El urinario PEE POWER más grande que se haya construido fue el que instalamos en el Festival de Glastonbury 2017. La estructura tenía capacidad para acoger a hasta 40 personas, convirtiendo la orina en electricidad para cargar teléfonos, pantallas informativas y encender luces.

Este importante ensayo se realizó después de tres años de colaboración con Oxfam y con científicos del Bristol Bioenergy Center (BBiC), Bristol Robotics Laboratory en la Universidad de West of England (UWE Bristol) y después de probar unidades más pequeñas en ediciones anteriores del festival. La unidad que creamos para la última edición tenía la capacidad suficiente para encender pantallas de visualización por primera vez con información y actualizaciones.

En las horas punta del festival, más de 1,000 litros de orina fluyeron todos los días a través de las células de combustible microbianas del pissoir principal, generando suficiente PEE POWER para cargar diez paneles de información. Una segunda unidad se ubicó en el área del escenario intermedio, cerca del enclave de prensa y los artistas. Esta unidad incluía una unidad de carga de teléfonos móviles e iluminación interna, dirigida a periodistas y estrellas que querían saber más sobre el proyecto humanitario.

Los resultados esperados

Tras el desafío de Glastonbury, los urinarios de Pee Power se llevarán a Uganda a fin de año para su primera prueba en el extranjero. Se espera que con ellos se pueda mejorar la vida en áreas del mundo sin saneamiento ni electricidad, proporcionando luz sin depender de los combustibles fósiles.